• PARA TENER PRESENCIA EN INTERNET: Hoy en día, el mejor escaparate para tu negocio es internet. Se calcula que a finales de año la cifra de usuarios de internet a escala mundial ascenderá a 3000 millones. El mercado cada vez está más globalizado y la competencia es más fuerte. Seguramente, esa competencia ya tiene su página profesional. Tu imagen corporativa y tu página web son la cara visible de tu marca. Por eso tienen que ser actuales y potentes.
  • PARA OFERCER ATENCIÓN AL CLIENTE 24H Y GENERAR FEEDBACK: El tener una web te brinda la oportunidad de estar en contacto constante con tus clientes, que pueden consultarte en cualquier momento o ver tus productos y/o servicios a cualquier hora. Eso les da confianza y seguridad. Con una buena estrategia de comunicación en tu página, favoreces la relación con el cliente, el que pueda dejar su opinión, sus dudas, sus alabanzas y quejas. Es importante respetar todas las opiniones y responder en todos los casos. Eso te dará buena imagen cuando nuevos clientes accedan a tu sitio.
  • PARA QUE TE ENCUENTREN: Actualmente, el mayor porcentaje de búsqueda de profesionales se hace en internet. Cuando la gente realiza esas búsquedas en la red es importante que te encuentre en los primeros puestos, por eso la importancia de un buen trabajo de posicionamiento SEO y de palabras clave previamente estudiado. Diferénciate dentro de tu sector con una página sencilla, fresca y nueva. Dale credibilidad y añade valor con un contenido siempre actualizado y de interés para tus clientes. Eso potenciará los motores de búsqueda para que te encuentren más fácilmente.
  • PARA CONSEGUIR NUEVOS CLIENTES Y FIDELIZAR A LOS QUE YA TIEESN: Si haces un buen trabajo con la web, y aplicas algunas técnicas sencillas de marketing online, veras como comienzan a contactarte nuevos clientes. Puedes dirigirte a nichos de mercado concretos o rango de edades, para obtener mayor efectividad.
  • PARA CONSEGUIR PUBLICIDAD CON EL MAYOR ALCANCE AL MENOR COSTE: Una página web es una manera de publicitarte diariamente con un mínimo mantenimiento. Un anuncio permanente que puede contar diferentes cosas y que tiene un alcance mundial con un coste realmente bajo.

Aquí te dejamos 8 consejos para que puedas desarrollar tu idea si no tienes dinero:

1 –  Inicia tu negocio antes de abrirlo

Mientras estés empleado en una empresa recibiendo un salario fijo es el momento ideal para comenzar a desarrollar tu negocio de forma paralela. Ir armando un plan de negocio, contactando posibles clientes te dará una base para no comenzar desde cero. Cuando veas que el negocio ya es algo más sólido puedes dejar tu trabajo actual.

2 – Rodéate de personas con experiencia

Trata de vincularte con personas positivas que tengan experiencia, que sean innovadoras y aprende de ellos. Todos los empresarios han tenido un referente en sus inicios.

3 – No dejes de estudiar y capacitarte

Estudia en los campos relacionados a tu futuro emprendimiento. Además no olvides capacitarte en marketing y conocer las básicas de la administración ya que te darán las herramientas necesarias para comenzar con tu negocio con buena presencia en el mercado. Como sabrás en los primeros meses, o incluso años, no tendrás el dinero necesario para pagar a expertos en estas áreas por lo tanto serás tú quien deba estar capacitado para manejar el marketing y las cuentas.

4 – Cuando te sientas preparado es momento de iniciar, pero siempre paso por paso

Antes de alquilar una oficina, tener personal a cargo y gastos extras que pagar deberías iniciar tu negocio en tu casa para ahorrar dinero. Solo necesitarás un espacio cómodo en tu casa, teléfono e internet.

5 – Busca clientes en internet

Internet es un excelente lugar para contactarte con tus primeros clientes. Crea una Página Web de la forma más profesional posible y comienza a mostrarte en la red.

6 – Contacta a tus primeros comerciales

Cuando notes que tu negocio ha crecido lo suficiente como para contratar comerciales, no lo dudes. Eso te dará más tiempo para enfocarte en el negocio global, pensar cambios y manejar el marketing de otra forma. Deja que personas más especializadas manejen el área comercial de tu negocio.

7 – Analiza tu situación

Debes tomarte un tiempo cada semana para evaluar cómo va tu negocio, si ha crecido, si tienes más clientes, qué debes mejorar, qué ideas deberías desarrollar, etc. Esto te permitirá saber dónde estás parado y cuáles deberían ser tus objetivos en los próximos meses.

8 – Amplía tu red

Si bien no debes descuidar tus clientes actuales, cuando tu negocio esté sólido deberías ir pensando en ampliar tu red a través de internet y contactos que tengas.